Datos Históricos


Historia de la parroquia del Santo Niño de Atocha

Nace una diócesis:
El “PAPA LEON XII” creo la diócesis de chihuahua segregada de la diócesis de Durango el 23 de junio de 1891.
La nueva diócesis de chihuahua quedo a cargo de su primer obispo “Monseñor José de Jesús Ortiz rodríguez “ (1893-1911).
La nueva diócesis crece:
El segundo obispo:
“Monseñor Nicolás Pérez Gavilán” (1902-1919) fue nombrado por el papa LEON XIII, el 20 de febrero de 1902, quedando el vasto territorio a su cuidado.
Esta parroquia fue construida entre el 4 de julio de 1882 y el 24 de diciembre de 1890, antes de que fuera nombrado primer obispo “Don José de Jesús Ortiz Rodríguez”, primero como vice-parroquia.
En 1902, en el gobierno del segundo obispo de la diócesis “Don Nicolás Pérez Gavillan” se inicio el archivo parroquial, siendo el primer bautiza el día 24 de agosto de 1902, celebrado por el Pbro. Melitón Acosta, y el primer matrimonio el 27 de septiembre del mismo año, celebrado por el Pbro. J. Guadalupe Arriola, siendo la primera parroquia después de catedral, fue también la madre de las demás parroquias, ya existían santa Rita, san francisco y san Juan Bautista, pero eran templos. El primer párroco fue el Pbro. Melitón Acosta.
El segundo párroco fue el Pbro. J. Guadalupe Arriola que estuvo en dos ocasiones, se retiro por haber sufrido una caída del coche, lastimándose una pierna que después le fue amputada.
El Pbro. Pedro P. Royo fue el 8º párroco, es el que nos narra con su puño y letra la historia de nuestra parroquia. El tomo posesión el 8 de abril de 1921.
Al hacerme cargo de la parroquia encontré tres asociaciones, “La vela perpetua” con 250 socios, “La virgen de Guadalupe” y “Apostolado de la Oración” con 60 socios cada una.
Hemos traído de Madrid a Ntra. Sra. De Atocha y nombrado patrona de la parroquia y ahora trabajamos para adquirir una imagen de escultura y levantar el altar.
En este tiempo se ha dotado a la Esmelda de un local para capilla y ahora se piensa levantar un templo, ya están aprobados los planos; y en el Sauz se levantó una capilla, hoy el Sauz ya no pertenece a esta parroquia.
Al hacerme cargo de la parroquia se extendió hasta gallego, pero al crearse la parroquia de Villa-Ahumada se segrego de esta parroquia hasta el Sauz, hoy no llega más que hasta terrazas.
En estos tiempos de agitación, de protestantismo, hemos sufrido algo; los cismáticos o protestantes, quisieron apoderarse del templo y a mi violentamente y con pistola en mano hecharme de la iglesia por no ser mexicano por nacimiento, soy español y llevo en México (aquí en Chihuahua) 23 años.
La iglesia es universal e independiente, el sacerdote para todos los pueblos; pero hay una ley la de la injusticia y de fuerza y espada, y esta es la ley que manda en muchas partes. Ese estado de zozobra duro aquí por algunos días, mas como aquello era artificial y violento, paro pronto. Los fieles defendieron su derecho y las autoridades no cooperaron, por lo que este estado no ha sufrido mucho en ese sentido.
En últimos de julio de 1925, dos individuos que se decían liberales, celosos defensores de la constitución que dice “Que para ser sacerdote se necesita ser mexicano por nacimiento” de una manera violenta y con pistola en mano quisieron hacerme salir del despacho. Los fieles empezaron a llegar y los individuas impresionados y temerosos de alguna represalia al ver gran número de personas salieron de la iglesia sin conseguir su intento. Persistiendo en sus propósitos me denunciaron al procurador general de justicia y al presidente de la república, pero a esto se le dio sin duda carpetazo porque no surtió ningún efecto. Estos individuos no eran más que pobres instrumentos de la masonería, muy extendida en la parroquia, principalmente entre el gremio ferrocarrilero y mejor azuzado por los protestantes y por unos cuantos prosélitos de aquí que los secundan. El intento era provocar un choque, que los católicos intervinieran airadamente para dar ocasión a las fuerzas federales a tomar participación y así clausurar la iglesia para luego ocuparla los protestantes o destinarla a oficinas u otros usos.
El cisma que inicio, el que se ha hecho titular patriarca Pérez, fracaso de la manera más franca, así a pesar de todos los apoyos que se le han prestado. En ninguna parte de la república ha encontrado ningún eco y aquí tampoco. En el estado no se conoce ni un solo cismático, ni sacerdote, ni fiel, pero los protestantes y los enemigos declarados de la iglesia se aprovechan de estos favores y de este estado de cosas para dañar a los católicos, los que no disfrutan ni han merecido ninguna garantía en los atentados que han sufrido en varias partes de la república.
Aquí la parroquia fue ajena a este atentado y el mismo gremio ferrocarrilero no tomo ninguna participación en este lamentable hecho, aunque lo reprobó abiertamente y sin excepción estuvo de mi parte. El director fue un tal Rodríguez, ministro protestante y Mazón rabioso, anticatólico y perseguidor y calumniador de todo el clero, sin que haya escapado el mismo prelado al que hace objeto de sus burlas en casi todos sus números.
Para llevar la paz a los espíritus agitados por estos acontecimientos, prepare una misión que han dado durante el mes de agosto próximo pasado los padres de San Vicente de Paul, con un éxito y fruto muy notable.
El presidente de la republica Plutarco Elías Calles, manda que todos los sacerdotes extranjeros dejen de ejercer, como aparece en el artículo 130, que solo puedan ejercer los que son mexicanos por nacimiento. Yo aunque aquí estoy incordinado, me veo obligado a dejar la parroquia y aquí he ejercido el ministerio 24 años, soy español, nacido en seno-turuel (Aragon) España.
Dejo pendiente la imagen de la escultura de Ntra. Sra. De Atocha, patrona con el santo niño de la parroquia. El que me suceda tendrá que arreglar la cúpula que está en muy mal estado, a 15 de febrero de 1926 “Pedro P. Royo”(Rubrica).
En el interior del templo parroquial había seis columnas, centradas tres al lado izquierdo y tres al lado derecho, el padre Benavides pidió autorización a México para cambiar el techo ya que estaba en mal estado, se demolieron las columnas y se levantó un nuevo techo y se ha seguido arreglando nuestro templo, gracias al esfuerzo de nuestro párroco y de los fieles.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si gusta deje aquí un comentario. Todos los comentarios son revisados antes de publicarse para evitar publicaciones inadecuadas.